Archivo | Guardia Civil RSS for this section

Lanchas de hachís a toda velocidad rumbo a España

El hachís sigue llegando a España. Día tras día. Los narcos utilizan pesqueros y sobre todo lanchas rápidas, muy rápidas, para meter la droga en las costas andaluzas, sobre todo en Huelva, Cádiz y Almería. Solo en la provincia de Cádiz, la Guardia Civil ha interceptado en los nueve primeros meses del año 37 toneladas de hachís, que a falta de un trimestre para el cierre del presente año, supera la cantidad que se incautó a lo largo de todo el 2010, 33 toneladas de esta sustancia.

Los grandes alijos, los de más de 500 kilos, siguen llegando con normalidad. El 23 de octubre se decomisaron 1.500 kilos de hachís en Benalmádena (Málaga); el 19 de octubre 1.460 kilos en Algeciras (Cádiz): el 21 de septiembre  1.100 kilos en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz); el 30 de agosto 1.000 kilos esta vez en Murcia; el 22 de julio 3.000 kilos en Almería; otros 1.700 kilos el 14 de julio también en Almería….

La Comandancia de Melilla ya ha decomisado 10.000 kilos de hachís este año, 3.000 kilos más que en todo 2010. Y la Comandancia de Ceuta ya va por los 19.000 kilos.

Hoy mismo Interior ha informado de la desarticulación de dos redes que introducían hachís procedente de Marruecos. Esta vez el destino era Canarias. Hay 17 detenidos y se han decomisado 1.900 kilos de hachís.

Como ya publiqué en 20 minutos el pasado mes de julio, Andalucía sigue siendo la principal puerta de entrada de esta droga en Europa. Solo en el primer semestre de 2011 los decomisos habían crecido un 35% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Es más, el auge de los alijos ha provocado que dos provincias de interior, Badajoz y Guadalajara, hayan batido ya este año el récord de droga incautada. El hachís procedía de Andalucía.

¿Las causas de este importante crecimiento de los alijos? La cosecha en Marruecos, “la mejor en muchos años”, señalan las mismas fuentes. Y la crisis y el paro, que han aumentado la oferta de personas que quieren participar de este lucrativo ‘negocio’, en algunos de los ‘empleos’ que ofrece traer el hachís desde Marruecos.

Ascensos en la Guardia Civil por la lucha contra ETA

Premios a la lucha contra ETA. El Ministerio del Interior ascendió la semana pasada a tres de los altos mandos de la Guardia Civil más involucrados en la lucha contra el terrorismo. Y los premios se han materializado en ascensos.

El general Pablo Martín Alonso, máximo responsable del Servicio de Información del Instituto Armado, ha sido ascendido al empleo de teniente general, el nivel más alto de la carrera militar.

El general Miguel Castro Manterola, actual jefe de la Zona de la Guardia Civil en el País Vasco y anterior jefe de la Comandancia de Vizcaya, ha sido promovido al empleo de general de división.

También a general de división ha sido ascendido Ildefonso Hernández Gómez, jefe de las Unidades de Reserva y anterior responsable del Grupo Antiterrorista Rural, con base en Logroño, pero que opera en el País Vasco y Navarra.

Todo reconocimiento a una labor tan importante es merecido, pero son muchos en la Guardia Civil los que quieren recordar a Interior que centenares de agentes de las escalas inferiores se han jugado la vida a diario combatiendo a los comandos de ETA, y que muchos de ellos no han recibido aún ningún reconocimiento y distinción. “Pero claro, en la Guardia Civil siempre ha habido clases”, comentan con ironía.

El último catálogo de puestos de la Guardia Civil cifra en 2.200 los agentes de la Benemérita destinados a la lucha antiterrorista. En cuanto a la Policía Nacional, hay 900 en los servicios de información.

Ignacio Cosidó, ¿el nuevo jefe del tricornio?


La más que segura victoria de Mariano Rajoy el 20-N ha desatado todo tipo de quinielas sobre los nombres de los hombres y mujeres que acompararán al líder del PP en su nuevo Gobierno. Los rumores son continuos dentro del PP. Y fuera de sus filas. Uno de los nombres que más fuerte y seguro suena es el de Ignacio Cosidó, diputado en la última legislatura y que encabeza ahora la lista de su partido por Palencia.

Todo el mundo sitúa a Cosidó como nuevo director de la Guardia Civil. Rajoy tiene la intención de separar el mando único que creó el PSOE para la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y con esta división serán de nuevo dos los mandos al timón de las Fuerzas de Seguridad, uno para la Policía y otro para la Benemérita, por debajo del ministro del Interior y del Secretario de Estado de Seguridad.

Lo más curioso es que hasta dentro de la Policía se ve a Cosidó como director de la Guardia Civil. Cosidó ya estuvo en esa Casa. Durante los gobiernos de Aznar fue Jefe del Gabinete Técnico de la Guardia Civil. “Muy cabal y muy capaz”, para algunos, “sería el hombre perfecto para el cargo. Es muy de la Guardia Civil y se la conoce de arriba abajo”, señalan otros. Él, de momento, guarda distancias y se muestra prudente al ser interrogado. Aunque no le falta el sentido del humor y nos deshoja la margarita. Le gustaría ser secretario de Estado de Deportes. El tiempo dirá, y Rajoy.