Archivo | Policía Nacional RSS for this section

Cómo robar 3.000 carritos para ganar 290.000 euros

Emprendedores como Juan Antonio hay pocos en España. A sus 37 años, este hombre decidió ganar un dinerito con un ‘negocio’ fácil y muy remunerado. Ni corto ni perezoso ha estado más de un año robando carritos de supermercado para luego venderlos a una chatarrería de Vicálvaro

La Policía Nacional le ha detenido acusado de robar más de 3.000 carros en diferentes centros comerciales de la capital a lo largo del año. Lo malo es que un ‘negocio’ tan ambicioso como el suyo no podía pasar tanto tiempo desapercibido. Los centros comerciales denunciaron la masiva desaparición de sus carros y la Policía decidió colocar un GPS en algunos carros elegidos al azar.

El 24 de noviembre uno de ellos dio su premio. Un GPS marcó como punto de referencia una calle del distrito de Puente de Vallecas. Había salido del centro que IKEA tiene en La Gavia, en el ensanche de Vallecas. Al lugar se dirigió la Policía, que localizó una furgoneta en cuyo interior había dos carros de la compra, uno de ellos con el citado dispositivo. Allí mismo detuvieron a Juan Antonio, con cinco antecedentes por robo.

Las investigaciones explican que el detenido llevaba desde principios de año robando carros de la compra con una frecuencia de, al menos, dos al día. Luego los trasladaba hasta una chatarrería ubicada en el barrio de Vicálvaro para su venta. Los agentes inspeccionaron ese local y hallaron, en ese momento, 29 carros de diversos establecimientos comerciales.

Según las informaciones aportadas por los representantes de los centros comerciales, el beneficio económico que el detenido ha podido obtener del robo y posterior venta de los carros ronda los 290.000 euros (cada carro tiene un valor de entre 200 y 80 euros).

Anuncios

Los potros desbocados y salidos de la Policía Nacional

En la Unidad de Caballería de la Policía Nacional están que trinan. El enfado es monumental debido al apetito sexual de sus potros. Sí han leído bien, los caballos de la policía están desbocados.

Dicen que la culpa la tiene el mando que decidió aceptar un regalo del Ejército de tierra: doce yeguas. Y meterlas en uno de los escuadrones de la Policía, que es de potros. Al parecer no se mezclan los sexos en estas unidades. O son todos potros, o son todas yeguas, o en su defecto una unidad mixta con los potros castrados.

Pues imaginen a un escuadrón de potros, muy machos, en edad adulta, con sus nuevas 12 compañeras. “Dicen los agentes que por la mañana aquello parece un degolladero de caballos, que casi da miedo el relinchar de los animales”, explican en el sindicato SUP.

Ya hay hasta heridos. En octubre, un caballo de ‘servicio’ en un partido del Real Madrid olvidó que su compañero era macho e intentó montarlo. El jinete cayó al suelo y resulto herido. Y es que cuando el instinto de los animales se desata, ya se sabe. De momento, la Policía ha decidido que las yeguas no presten servicio junto a los machos en ningún evento. Nunca se sabe.

Ávila se queda sin policías y sin 33 millones de euros

Ávila (58.000 habitantes) es la sede desde hace muchos años de la Academia donde se forman los futuros policías nacionales. Se integró en la ciudad como un elemento más, igual que las murallas que rodean el casco histórico. La Academia y los policías que estudian en ella han formado parte del paisaje de la ciudad. Tanto, que a las chicas abulenses las apodan ‘las naúfragas’, porque siempre van del brazo de un ‘madero’.

Pero las cosas han cambiado. La crisis es la culpable. Y el Ayuntamiento abulense (del PP) está preocupado porque las abultadas ganancias que dejaba la Academia en la ciudad se han reducido notablemente. ¿La explicación? La crisis ha reducido la oferta de empleo público, y por tanto, la academia ya no acoge a tantos policías como años atrás.

Los datos no mienten. Hoy viernes han tomado posesión los 2.499 nuevos agentes que componen la XXV-B Promoción.  En 2012 saldrá la promoción XXVI, con 1.495 agentes. Será la última de esta magnitud. Ahora se están formando en la academia dos nuevas promociones, una con 228 agantes y otra con 243, que estarán listas en 2012 y 2103.

El propio Ayuntamiento de Ávila se ha dado cuenta de la gravedad de la situación y ha elaborado un informe que analiza el impacto económico que supone está reducción de alumnos. Entre 2001 y 2008 pasaban por la academia entre 3.150 y 5.000 alumnos al año. En 2010 solo pasaron 444. Y las nuevas promociones mencionadas en el párrafo anterior son todavía más bajas.

El informe analiza el desempleo que ha provocado en la Academia la reducción de alumnos: se han perdido 46 puestos de personal administrativo, 156 profesores y 198 trabajadores de las contratas que daban servicio a la Academia.

Más datos. Si en 2008 los alumnos y profesores de la Academia dejaban en Ávila 12,9 millones de euros en los comercios, bares, restaurantes y gasolineras, en 2010 esa cifra bajó a 1,4 millones. También se han perdido pernoctaciones en los hoteles y hostales abulenses, alquileres en pisos… Sumando todos las variables, el Ayuntamiento cree que Ávila está perdiendo unos 33 millones de euros por la reducción de alumnos.