ETA pegó un tiro a un etarra porque creía que era un topo

Xangarín Recondo Serrano, pamplonés de 32 años, fue detenido por la Policía francesa en abril de 2003. Había acudido a una farmacia de la localidad de Mur de Barez, a 170 kilómetros al noreste de Toulouse, a comprar vendas y medicinas. El reguero de sangre que le salía del pantalón le delató. El farmacéutico llamó a la Gendarmería y no pudo huir. En su muslo izquierdo tenía un balazo. Y en su mochila, una pistola.

La peculiar detención de Recondo salió en todos los periódicos. La versión oficial fue que se había herido en unos ejercicios con fuego real con un comando etarra. Su historial avalaba el accidente.

Recondo perteneció a la organización juvenil proetarra Jarrai entre 1996 y 1998. En 2000, con tan solo 21 años, participó en un ataque de ‘kale borroka’ a una sucursal del Barclays Bank de la avenida de la Libertad de San Sebastián. En 2001 ingresó en ETA, en un comando de información, el ‘Zuzen’, que dependía del ‘complejo Donosti’.

En marzo de 2002 consiguió huir después de que la Guardia Civil desmantelara ese ‘complejo Donosti’, pocos días después del asesinato del concejal socialista Juan Priede. Escapó a Francia. Ya había sido detenido un mes antes por la Ertzaintza, el 6 de febrero de 2002, cuando ya estaba siendo investigado por la Benemérita, acusado de formar parte de un grupo de violencia callejera que había realizado ocho ataques entre 1997 y 2001. En aquella ocasión fue puesto en libertad dos días más tarde.

Su facilidad para salir airoso de todas las situaciones comprometidas (la Ertzaintza solo le retuvo dos días y la Guardia Civil no pudo atraparle cuando realizó varias detenciones al desmantelar el ‘complejo Donosti’) no sentó nada bien en ETA, según fuentes antiterroristas.

Etarras con pasamontañas

Y es que según estas mismas fuentes, que participaron en 2003 en el interrogatorio en Francia de Recondo, el etarra no se hirió por accidente, sino que fue la propia ETA quién le interrogó con dureza porque sospechaba que era un topo policial. No le cuadraba que la Ertzaintza le hubiera soltado tan rápido y sobre todo que escapara de la Guardia Civil cuando todos sus compañeros y ‘jefes’ del comando habían sido apresados.

Varios etarras, con pasamontañas, intentaron hacer confesar a Recondo con métodos expeditivos. Le dispararon en el muslo izquierdo. “No pudo decir nada porque no era un topo nuestro. Se equivocaron con él. Al final se dieron cuenta y lo abandonaron. Tuvo que acudir a la farmacia para que no se desangrara”.

Recondo fue entregado a España en abril de 2006. Hoy está libre y desvinculado de la banda.

Anuncios

Lanchas de hachís a toda velocidad rumbo a España

El hachís sigue llegando a España. Día tras día. Los narcos utilizan pesqueros y sobre todo lanchas rápidas, muy rápidas, para meter la droga en las costas andaluzas, sobre todo en Huelva, Cádiz y Almería. Solo en la provincia de Cádiz, la Guardia Civil ha interceptado en los nueve primeros meses del año 37 toneladas de hachís, que a falta de un trimestre para el cierre del presente año, supera la cantidad que se incautó a lo largo de todo el 2010, 33 toneladas de esta sustancia.

Los grandes alijos, los de más de 500 kilos, siguen llegando con normalidad. El 23 de octubre se decomisaron 1.500 kilos de hachís en Benalmádena (Málaga); el 19 de octubre 1.460 kilos en Algeciras (Cádiz): el 21 de septiembre  1.100 kilos en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz); el 30 de agosto 1.000 kilos esta vez en Murcia; el 22 de julio 3.000 kilos en Almería; otros 1.700 kilos el 14 de julio también en Almería….

La Comandancia de Melilla ya ha decomisado 10.000 kilos de hachís este año, 3.000 kilos más que en todo 2010. Y la Comandancia de Ceuta ya va por los 19.000 kilos.

Hoy mismo Interior ha informado de la desarticulación de dos redes que introducían hachís procedente de Marruecos. Esta vez el destino era Canarias. Hay 17 detenidos y se han decomisado 1.900 kilos de hachís.

Como ya publiqué en 20 minutos el pasado mes de julio, Andalucía sigue siendo la principal puerta de entrada de esta droga en Europa. Solo en el primer semestre de 2011 los decomisos habían crecido un 35% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Es más, el auge de los alijos ha provocado que dos provincias de interior, Badajoz y Guadalajara, hayan batido ya este año el récord de droga incautada. El hachís procedía de Andalucía.

¿Las causas de este importante crecimiento de los alijos? La cosecha en Marruecos, “la mejor en muchos años”, señalan las mismas fuentes. Y la crisis y el paro, que han aumentado la oferta de personas que quieren participar de este lucrativo ‘negocio’, en algunos de los ‘empleos’ que ofrece traer el hachís desde Marruecos.

Ascensos en la Guardia Civil por la lucha contra ETA

Premios a la lucha contra ETA. El Ministerio del Interior ascendió la semana pasada a tres de los altos mandos de la Guardia Civil más involucrados en la lucha contra el terrorismo. Y los premios se han materializado en ascensos.

El general Pablo Martín Alonso, máximo responsable del Servicio de Información del Instituto Armado, ha sido ascendido al empleo de teniente general, el nivel más alto de la carrera militar.

El general Miguel Castro Manterola, actual jefe de la Zona de la Guardia Civil en el País Vasco y anterior jefe de la Comandancia de Vizcaya, ha sido promovido al empleo de general de división.

También a general de división ha sido ascendido Ildefonso Hernández Gómez, jefe de las Unidades de Reserva y anterior responsable del Grupo Antiterrorista Rural, con base en Logroño, pero que opera en el País Vasco y Navarra.

Todo reconocimiento a una labor tan importante es merecido, pero son muchos en la Guardia Civil los que quieren recordar a Interior que centenares de agentes de las escalas inferiores se han jugado la vida a diario combatiendo a los comandos de ETA, y que muchos de ellos no han recibido aún ningún reconocimiento y distinción. “Pero claro, en la Guardia Civil siempre ha habido clases”, comentan con ironía.

El último catálogo de puestos de la Guardia Civil cifra en 2.200 los agentes de la Benemérita destinados a la lucha antiterrorista. En cuanto a la Policía Nacional, hay 900 en los servicios de información.

El perdón de Josu Ternera y la rama de olivo de Arnaldo Otegi

El comunicado de ETA de este jueves está dando mucho que hablar y son muchos los factores a analizar. Quizás uno de los más importantes, por no decir el principal, es el de las víctimas. Al margen del debate que se ha levantado sobre el número exacto de vidas que ha robado la banda terrorista en los últimos 50 años, el perdón a tantas muertes causadas es otro de los temas planteados sobre la mesa.

Está claro que nadie esperaba en este comunicado que ETA pidiera perdón a las víctimas. ¿Pero lo va a hacer en un futuro? Nadie lo sabe. Documentos internos de la banda, interceptados el año pasado, dejan claro que no, que no está en su ‘hoja de ruta’ ni entregar las armas (las mantendrán para presionar en una hipotética negociación sobre presos, refugiados y militantes en activo) ni pedir perdón. Pero todo puede cambiar. El presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, el último negociador, asegura que el histórico dirigente etarra Josu Ternera, que sigue jugando un papel decisivo dentro de la banda, le dijo que sí, que ETA pedirá perdón. ¿Cómo lo hará, cuándo y qué parabras utilizará son aún una incógnita?

Parece ser que la izquierda abertzale también está dispuesta a asumir compromisos para reconocer a las víctimas de ETA y el daño causado. Habrá un debate interno sobre el tema y se prevé impulsar un documento público sobre las víctimas dentro del marco del Acuerdo de Gernika.

Utilizando paralelismos, el IRA no pidió disculpas por la muerte de civiles hasta julio de 2002 y no ordenó formalmente el fin de la campaña, dejando las armas y comprometiéndose a luchar por medios exclusivamente pacíficos hasta julio de 2005, siete años después de los Acuerdos de Viernes Santo.

La rama de olivo de Otegi

Lo que está claro es que corren nuevos tiempos dentro de la izquierda abertzale. Hasta el propio Arnaldo Otegi, líder de la ilegalizada Batasuna, que ha convendido a ETA de apostar exclusivamente por las vías políticas, es el primer partidario de lanzar gestos simbólicos que hablen de paz, concordia y reconcilicación.

Pocos saben que hace unas semanas, cuando Otegi fue condenado por el ‘caso Bateragune’, él y otros dos de los condenados, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez, intentaron entregar el día que les comunicaron su sentencia una rama de olivo a la jueza del caso, Angela Murillo. Sí, tres ramas de olivo para simbolizar una nueva época. No pudieron, la jueza se negó.

Ávila se queda sin policías y sin 33 millones de euros

Ávila (58.000 habitantes) es la sede desde hace muchos años de la Academia donde se forman los futuros policías nacionales. Se integró en la ciudad como un elemento más, igual que las murallas que rodean el casco histórico. La Academia y los policías que estudian en ella han formado parte del paisaje de la ciudad. Tanto, que a las chicas abulenses las apodan ‘las naúfragas’, porque siempre van del brazo de un ‘madero’.

Pero las cosas han cambiado. La crisis es la culpable. Y el Ayuntamiento abulense (del PP) está preocupado porque las abultadas ganancias que dejaba la Academia en la ciudad se han reducido notablemente. ¿La explicación? La crisis ha reducido la oferta de empleo público, y por tanto, la academia ya no acoge a tantos policías como años atrás.

Los datos no mienten. Hoy viernes han tomado posesión los 2.499 nuevos agentes que componen la XXV-B Promoción.  En 2012 saldrá la promoción XXVI, con 1.495 agentes. Será la última de esta magnitud. Ahora se están formando en la academia dos nuevas promociones, una con 228 agantes y otra con 243, que estarán listas en 2012 y 2103.

El propio Ayuntamiento de Ávila se ha dado cuenta de la gravedad de la situación y ha elaborado un informe que analiza el impacto económico que supone está reducción de alumnos. Entre 2001 y 2008 pasaban por la academia entre 3.150 y 5.000 alumnos al año. En 2010 solo pasaron 444. Y las nuevas promociones mencionadas en el párrafo anterior son todavía más bajas.

El informe analiza el desempleo que ha provocado en la Academia la reducción de alumnos: se han perdido 46 puestos de personal administrativo, 156 profesores y 198 trabajadores de las contratas que daban servicio a la Academia.

Más datos. Si en 2008 los alumnos y profesores de la Academia dejaban en Ávila 12,9 millones de euros en los comercios, bares, restaurantes y gasolineras, en 2010 esa cifra bajó a 1,4 millones. También se han perdido pernoctaciones en los hoteles y hostales abulenses, alquileres en pisos… Sumando todos las variables, el Ayuntamiento cree que Ávila está perdiendo unos 33 millones de euros por la reducción de alumnos.

Ignacio Cosidó, ¿el nuevo jefe del tricornio?


La más que segura victoria de Mariano Rajoy el 20-N ha desatado todo tipo de quinielas sobre los nombres de los hombres y mujeres que acompararán al líder del PP en su nuevo Gobierno. Los rumores son continuos dentro del PP. Y fuera de sus filas. Uno de los nombres que más fuerte y seguro suena es el de Ignacio Cosidó, diputado en la última legislatura y que encabeza ahora la lista de su partido por Palencia.

Todo el mundo sitúa a Cosidó como nuevo director de la Guardia Civil. Rajoy tiene la intención de separar el mando único que creó el PSOE para la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y con esta división serán de nuevo dos los mandos al timón de las Fuerzas de Seguridad, uno para la Policía y otro para la Benemérita, por debajo del ministro del Interior y del Secretario de Estado de Seguridad.

Lo más curioso es que hasta dentro de la Policía se ve a Cosidó como director de la Guardia Civil. Cosidó ya estuvo en esa Casa. Durante los gobiernos de Aznar fue Jefe del Gabinete Técnico de la Guardia Civil. “Muy cabal y muy capaz”, para algunos, “sería el hombre perfecto para el cargo. Es muy de la Guardia Civil y se la conoce de arriba abajo”, señalan otros. Él, de momento, guarda distancias y se muestra prudente al ser interrogado. Aunque no le falta el sentido del humor y nos deshoja la margarita. Le gustaría ser secretario de Estado de Deportes. El tiempo dirá, y Rajoy.

Un catamarán con 300 kilos de cocaína

Policía Nacional y Vigilancia Aduanera han abordado a 195 millas al oeste de Cabo San Vicente un catamarán con 300 kilos de cocaína a bordo. El barco, que había salido de Venezuela, llevaba tres tripulantes, que han sido detenidos. La operación se produjo el sábado día 15, cuando un equipo de los GEO asaltó el buque. Todo parece indicar que el catamarán llevaba casi dos semanas en alta mar, un viaje largo y peligroso por el Atlántico.

Otros dos narcos, los dos responsables en tierra de la operación, también fueron detenidos en Almería. Los narcos colombianos siempre han utilizado los barcos de mediana eslora y los veleros para traer cargamentos de cocaína a España.

En julio de este año, una operación conjunta de la Policía Nacional, la Aduana francesa, la Policía alemana e Interpol pemitió interceptar cerca de la isla de San Martín un velero cargado con más de una tonelada de cocaína. La embarcación había zarpado desde Isla Blanquilla (Venezuela) y quería atravesar el Atlántico con destino a Europa. El organizador del envío fue detenido en Benidorm. Y un mes antes, en junio, los GEO abordaron otro velero con 600 kilos de cocaína a 180 millas del cabo de San Vicente.

Un alto mando de la Policía Nacional asegura que entre 2004 y 2008 los narcos fletaban muchos barcos, pesqueros y veleros, para traer la droga a España. Nombres como Doña Fortuna, Martín, Sojouner London, Río Manzanares, Ultimatum, San Miguel, Cracus, Burbuja, Evasión, Lazy Bones… forman parte de la historia en las operaciones de Aduanas, Policía y Guardia Civil. La tendencia cambió a partir de 2009. Desde entonces la cocaína entra mayoritariamente en los contenedores de los grandes buques mercantes: envíos más pequeños pero más diversificados, para minimizar los riesgos.

“El 70% de la coca que decomisamos ahora está en los contenedores”, explican fuentes policiales. Pero el mar sigue siendo inmenso y los narcos no han eliminado totalmente esa ruta. El ejemplo, el último catamarán.